• ORIGEN 100 % ESPAÑA
  • CALIDAD GARANTIZADA
  • ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 75€
  • ORIGEN 100 % ESPAÑA
  • CALIDAD GARANTIZADA
  • ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 75€

¿Cómo detectar miel falsa?

¿Cómo identificar si se trata de miel pura o no?

 

La miel es una gran fuente de antioxidantes naturales al mismo tiempo que aporta grandes beneficios a tu organismo, es por eso que si compras miel querrás que sea realmente miel y que no cuente con agregados ni se la haya combinado con otros ingredientes para diluirla y hacerla más ligera. Encontrarás miel pura y miel falsa en muchos sitios es por eso que queremos resaltar la importancia de identificar si se trata de miel pura o no para que no te engañen y termines comprando jarabe de azúcar u otros productos que simulan ser miel pero en realidad no lo son.

 

miel natural

 

¿Sabés cómo identificar si se trata de miel pura o no?  Encuentra aquí toda la información

 

Primero debes conocer las leyes de la miel pura en la región en la que vives. Luego comprueba los ingredientes y aditivos en  la etiqueta, pero no des todo por sentado.

 

Mira el nombre de la marca de la miel y su logotipo, presta atención a la lista de ingredientes, para comprobar si hay "aditivos" o "sabores añadidos".

 

Cuando se trata de miel pura sólo debe tener un ingrediente: la miel.

 

Por lo tanto al comprar tu  miel intenta que sea de un fabricante que cuente con una licencia y etiqueta que describa el producto en el tarro. Esta sería la forma más fácil de confirmar que estamos comprando una miel que es realmente  pura. Los fabricantes de alimentos tienen como obligación detallar los aditivos o sustancias adicionales que se añaden a los alimentos y por supuesto también a la miel. Si se observa la etiqueta del envase de miel, se puede comprobar rápidamente si se ha añadido algo a la miel pura y, en caso de que se haya añadido, qué es.


 miel

 

Sin embargo, aunque no aparezca ningún otro ingrediente, es posible que el fabricante no esté diciendo la verdad.

 

Es importante destacar que el sabor de la miel no siempre ayuda a distinguir si se trata de una miel pura o con aditivos ya que no hay un sabor único de la miel. Existen muchas variedades de miel y pueden estar elaboradas a partir del néctar de diferentes flores, savias o incluso de las secreciones de insectos que se alimentan de savia.

 

Por supuesto que cada variante en la producción de la miel pura significa tal vez una leve diferencia en el sabor, e incluso la miel de una colmena puede variar de un año a otro, ya que tal vez las abejas recojan de diferentes fuentes el néctar.

 

Lo que sí es certero, es que cuando se trata de miel real y la pruebas, su sabor desaparecerá al corto tiempo que la miel ya no está en tu boca, a diferencia de una miel a la que se le ha agregado azúcar. Una miel con azúcar agregado hace que al probarla su sabor permanezca por más tiempo en tu boca.

 

Existen distintas pruebas que puedes realizar en casa para asegurarte que estás adquiriendo una miel de calidad real. Y si bien es cierto que estas pruebas pruebas se basan en principios que son reales, en la práctica sus resultados pueden no ser al 100% concluyentes. Entonces, una buena idea es intentar comprobar la calidad de la miel al menos con más de una de estas pruebas  para ver si falla o pasa la verificación sistemáticamente.

 

Prueba #1

 

Calienta un vaso con agua y añade una cucharada de miel líquida al vaso con agua tibia.

Intenta no remover el agua. Si la miel  se ha adulterado  y mezclado con otros ingredientes como algún tipo de jarabe o azúcares, entonces esta se disolverá en el agua.

 

En general, cuando la miel es pura, se hunde y pega en la superficie como si fuera una bola de miel. Pero esta prueba no es suficiente porque aún ciertas mieles con aditivos logran tener la misma consistencia.

 

Prueba # 2

 

La miel se elabora a partir del néctar, las abejas la procesan y le infunden enzimas especiales. Una de estas enzimas, funciona eliminando el agua que contiene la miel. Como resultado, con el correr del tiempo, la miel suele cristalizarse y se vuelve aún más espesa. Con la miel artificial ocurre lo opuesto.

 

Para saber si la miel es pura o ha sido diluida con agua, tienes dos opciones a seguir.

 

O bien buscas una toalla o un papel secante, dejas caer una cucharada de miel sobre ella y la dejas reposar un rato y si notas que la toalla o el papel secante absorben la miel, entonces se trata de una miel que ha sido diluida.

 

Si por el contrario no es absorbida por la toalla o no se crea una aureola de humedad alrededor de la miel en el caso del papel secante, entonces estarás contando con una miel a la que no se le ha agregado agua.

 

Otra opción para verificar si se le ha agregado agua es ensuciar un algodón con miel ( no metas el algodón en el tarro de miel ya que la estropeará) e intenta prenderlo fuego. Si arde fácilmente es porque se trata de miel sin agua pero si le cuesta arder es porque entonces tiene agregado de agua en su composición.

 

Ahora en ambos casos lo que se comprueba es que no se le haya agregado agua, pero no aún puede tener otros ingredientes como jarabes o azúcares.

 

Prueba # 3

 

En plato apto para microondas coloca dos o tres cucharadas de miel y calientala en el microondas durante un minuto. Si se trata de miel natural, entonces esta se caramelizará, pero si se trata de miel falsa, entonces verás espuma y burbujas en tu muestra. 

 

Prueba # 4

 

Si en una taza de alcohol metílico o vinagre agregas una cucharada de miel, podrás saber si se trata de miel pura o no.

 

Cuando mezclas ambos ingredientes, si se trata de miel falsa entonces esta se disolverá y formará parte del líquido en tu vaso, pero si se trata de miel pura y real entonces se apelmazará en el fondo del vaso.

 

Prueba # 5

 

Para esta prueba necesitarás la yema de un huevo y una cucharada de tu miel que vamos a poner a prueba. Vierte una cucharada de miel en un recipiente donde haya una yema de huevo y mezcla.  Al cabo de pocos segundos, la yema tomará una consistencia como si estuviera cocida. En cambio si se trata de miel que no es pura, no veremos ningún tipo de cambio.

 

Si buscas miel 100% natural de cosecha propia puedes probar nuestra miel: